La sabiduría

El maestro está en su celda, pequeña como corresponde a su humildad. Apenas una lámina de corcho en la que pasa las noches en que no vela, un tablero que hace de mesa y un ventanuco que ayuda a la ventilación. Tres o cuatro pergaminos enrollados. El maestro, que se encuentra meditando, desprende un olor acre que demuestra que sabiduría e higiene no siempre van de la mano.

El discípulo entra en el cubículo. Lleva días sin dormir. La angustia de su imperfección se le anuda en el cuello. Gruesas bolsas bajo los ojos dan fe de sus largas horas de lectura ansiosa.

ventana 6965258417_192d08ab11_b

Aire

“Mi maestro” – dice – “me encuentro perdido. He leído los Cien Libros de la Sabiduría; puedo recitar de memoria los Salmos de Vainauathan; he dormido en los Cuatro Templos de las Montañas y pongo en práctica todo cuando oigo a los Ancianos de Kkyrea”. Hizo una pausa y añadió: “pero en nada hallo el camino de mi iluminación”

El maestro hizo una inspiración profunda, abrió los ojos y contempló con ternura al aprendiz, joven e ingenuo como tantos que habían pasado por su retiro.

“Amado hermano. Tu corazón debe ir más allá de lo que otros han vivido y escrito. Cada  pequeña alma humana transita por una senda propia. Jamás la descubrirás si tan sólo obedeces los mandatos ajenos. Eres aún joven. Escúchame: sal por esa puerta, tiene tu cuerpo sobre la tierra y busca en ella el alimento de tu alma. Tienes mi bendición”

El joven discípulo, entonces, entornó los ojos y contuvo la respiración. Cuando se sintió preparado dobló su cuerpo lo suficiente, tomó aire y se escurrió hacia las nubes a través del ventanuco de la celda.

Para desolación del maestro, nunca volvió.

Anuncios

10 comentarios en “La sabiduría

    • ¿Triste? Triste se quedo el maestro porque no impuso su criterio. El aprendiz comprendió que si le indicaba salir por la puerta, debía escurrirse por la ventana.

  1. Muy bonito relato.
    “para desolación del maestro nunca volvió”
    Tal vez el maestro no era tan buen maestro, pues la libertad del discípulo siempre ha de estar por encima de su necesidad de mostrar la senda correcta.

  2. …Si la verdad existe y la conozco, entonces las opiniones no deben de ser respetadas sino “corregidas”. En las sociedades más totalitarias (como la actual) no existe libertad de expresión porque la verdad está ya prefijada y encontrada. Todo lo que se desvía de esa verdad absoluta no tiene sentido en esta gran y falsa sociedad. Al contrario, se contempla como un elemento sospechoso y perturbador de la “cohesión” social.
    Opinar y criticar son actos propios de una sociedad libre y nos permiten progresar y mejorar, porqué entonces tanta hipocresía social?.

    • Hay mucho de lo que dices en nuestro mundo. Indudablemente la hipocresía social (así como la individual) deben cumplir algún tipo de función, responder a alguna necesidad de nuestro contradictorio ser, si no, no existirían. De eso hablo, de la dificultad de buscar una senda propia. Abrazos.

    • Puede ser, pero quizá el maestro no fuera tan humilde y quisiera más que nada ser maestro antes que aprendiz. A veces la búsqueda de la virtud no está exenta de paradojas, y, probablemente, los que os dedicáis a la noble tarea de la educación lo veáis con más frecuencia que otros. Un abrazo.

      • Tu respuesta me ha hecho acordarme de “mi” don José Ignacio Risueño. Cuando planteaba una cuestión en clase, solía admitir como válidas nuestras propuestas con una facilidad que entonces me parecía excesiva y ahora tiendo a entender. Y siempre estaba cediendo la tarima a los alumnos para que pudiéramos enseñar a los compañeros. Un genio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s