Melancolía, 7 (buhardilla sin vistas)

“… de un barco a la deriva, que viene de la nada y va a ninguna parte…”

Mi relación con la música, como el patio de mi casa si lo tuviera, es particular. Lejos de la capacidad de almacenar nombres de grupos o letras o melodías, he sido siempre más un aficionado de corte obsesivo: pocas referencias, pero insistentes. Envidio a quienes disponen de enormes bibliotecas musicales en sus discos duros o a quienes conocen más del 20% del cartel de los festivales de verano.

En esa relación compulsiva hay canciones que se meten en mi cabeza y se quedan instaladas durante mucho tiempo. Las oigo una y otra vez, trato de conocer su origen y su significado, los mitos que las rodean. No puedo presumir de originalidad: “Brilliant disguise“, “Still loving you“, “Son cuatro días“, “Calle Melancolía“.

Mi relación con esta última se remonta a algún verano de hace mucho tiempo, en el escenario del post “Intercambio de parajes“, y creo deberla a la mayor de mis primas (MJ) que por aquél entonces estaría en el estrecho de Gibraltar en que se mezclan las aguas de la adolescencia y la juventud. Entonces yo apreciaba poco más que unas rimas fáciles: “melancolía”, “alegría”, “tranvía” y “melodía” de un tío que no se podía (“podía”) cambiar de casa por impuntual.

Con el tiempo y las mareas la voz cascada de Sabina fue tomando posiciones. Cuando hoy oigo su tono en álbumes viejos aprecio más su timbre actual, el de una persona más satisfecha y cómoda, que hasta permite que otros le escriban sus letras y que sigue sin encontrar un peluquero que no le maltrate. A veces me parece secuestrado por su personaje y, desde luego, prefiero la letra de sus canciones a las de sus entrevistas. Y envidio (otra envidia más en esta entrada) la enorme librería colmada de títulos de su salón.

hqdefault

Melancholy and Mystery of a Street. Giorgio de Chirico (1914)

Calle Melancolía“, en su momento lo busqué, entronca con un poema de Vinicius de Moraes “Rúa de amargura” que acaba así:

É uma rua como tantas outras
Como o mesmo ar feliz de dia e o mesmo desencontro de noite.
É a rua por onde eu passo a minha angústia
Ouvindo os ruídos subterrâneos como ecos de prazeres inacabados.
É a longa rua que me leva ao horror do meu quarto
Pelo desejo de fugir à sua murmuração tenebrosa
Que me leva à solidão gelada do meu quarto…

Y esa circunstancia de que un texto lleve a otro siempre me ha gustado, porque habla de una suerte de orden cósmico. Por mi parte, cuando Sabina dice “el campo estará verde, debe ser primavera..” a mi cabeza viene la añoranza de Antonio Marchado cuando escribe

Palacio, buen amigo, ¿está la primavera
vistiendo ya las ramas de los chopos
del río y los caminos? En la estepa
del alto Duero, Primavera tarda,
¡pero es tan bella y dulce cuando llega!…

Y si es así es porque en su día un buen profesor de literatura que tuve (y que una vez nos contó que en Soria deseó haber sido ese Palacio que encabeza el verso) nos enseñó a ver en la poesía algo más que métrica y rima.

*

Yo me imagino al caminante domiciliado en Melancolía, 7 como un tipo que aunque se fatiga no se cansa de andar y buscar ese encuentro, que es capaz de arriostrarse a una sombra y pelear con formas invisibles. Alguien solitario y un poco triste pero que no pierde la curiosidad y la capacidad de ver, anotar, dibujar y resolver enigmas. Un tipo, como tantos, como muchos, como casi todos, capaz de que su poesía le redima de las sombras que pueblan los pasillos.

Anuncios

2 comentarios en “Melancolía, 7 (buhardilla sin vistas)

  1. Capacidad de ver, anotar, dibujar y resolver enigmas. Curioso y hasta inquieto aunque de fachada tranquila. Si, sé a quien me recuerda…
    Agradable, muy agradable, como la llegada de la primavera y el cosquilleo de los primeros rayos de sol.

    • ¿Qué sabemos de esas personas con las que nos cruzamos a diario?, ¿acaso de dónde vienen? Sea de donde sea, sí, ¡no despreciemos las capacidades que a veces no están a la vista!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s