Memoria de pérdidas

Construir la historia de uno mismo basándose en los recuerdos viene a ser como tratar de plantar en la playa castillos hechos de agua de mar. Las fortalezas que así se levantan resultan haber crecido sobre ladrillos de arena, incapaces de oponer la más leve resistencia, ni siquiera a la fuerza de la más desinteresada de las miradas.

 

Tratado de arquitectura efímera

Tratado de Arquitectura Efímera (c) JR

Era otro el párrafo inicial que una vez tuve en la cabeza para iniciar esta entrada, sin embargo, con innegable lógica interna, las líneas que lo formaban se han deshecho por el camino de los días o, al menos, eso me parece creer. Leí hace tiempo que el escritor Caballero Bonald sufrió durante una temporada una enfermedad que si bien no afectó a la elegante sonoridad de sus apellidos sí le creaba cierta desorientación vital: la tal dolencia consistía en fabricarle recuerdos falsos. Recuerdos, supongo, que le hacían entretenerse en algunas ocasiones en recrear placeres que no fueron y en sufrir punzadas de culpa o tal vez lamentos inmerecidos en otras. Sigue leyendo